Iluminador de rostro: diferentes tipos y cómo utilizarlos

El iluminador de rostro puede destacar y darle un toque extra a tu maquillaje, no importa si es el make up de todos los días, o bien, para ocasiones especiales. Elige el más adecuado para ti conociendo los distintos tipos que existen. Te explicamos las características de cada uno.

¿Qué es el iluminador de rostro y cuál es su función?

También conocido como highligther, el iluminador para rostro es un aliado de belleza que tiene el propósito de resaltar ciertas facciones. Da luz a las zonas donde se aplica con el fin de esculpir los rasgos y darle armonía.

Con este producto es posible enfatizar la mirada, los pómulos, los labios o cualquier otra área de la cara. Puede encontrarse en diferentes presentaciones. A continuación, te contamos más sobre ellas.

Tipos de iluminador y sus diferencias

  • Iluminador en polvo: su formato permite lograr el acabado deseado, desde algo muy sutil hasta un efecto glamuroso y deslumbrante. Puede colocarse con una brocha o incluso con los dedos. Es ideal para pieles grasas.

  • Además, su facilidad para difuminar lo hace perfecto para principiantes del maquillaje.
  • Iluminador líquido: es uno de los tipos más presentes en la industria de la belleza. Su textura da un look muy natural, ya que logra fundirse con la piel. Podés aplicarlo solo o combinarlo con tu base de maquillaje para que tu rostro adopte un resplandor casual.
  • Iluminador en crema: una variante vanguardista y ampliamente recomendada. Es fácil de utilizar en la rutina de maquillaje. Es posible encontrarlo en empaques compactos o a través de lápices y barras.

Al igual, existen varios tonos de iluminador de rostro, como pigmentos claros como blancos y aperlados, con destellos dorados, rose-gold y cobres. Incluso hay de colores más llamativos como lila, rosa, azules u holográficos.

¿Cómo usar iluminador en el maquillaje?

Hay dos formas de utilizarlo: una es colocarlo como paso final, después de terminar el maquillaje del rostro para un resultado intenso y llamativo. Si preferís algo más sutil, puedes aplicarlo antes de la base, así el brillo será ligero pero favorecedor.

Se recomienda que el iluminador de rostro se coloque en las zonas altas y prominentes del rostro, es decir, los pómulos, el hueso debajo de la ceja, el puente de la nariz, el arco de cupido (arriba del labio superior) y la barbilla.

Podés colocar el iluminador para rostro con una brocha de abanico o si lo prefieres, con tus dedos. Al ponerlo, hazlo de forma ascendente y difumina muy bien.

De esta manera, se crea un contorno delicado y armónico que destaca la belleza de cada persona.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.