Delineador pulmón

Cómo usar un delineador pulmón

A la hora de vernos divinas muchas encontramos que la herramienta más difícil de dominar es el delineador pulmón . ¿Por qué a veces nos da tanto trabajo? Hay que decirlo: es un producto que tiene sus truquitos… Pero hay uno que nos hace la vida más fácil, y hoy queremos contarte cuál es, ¿lista? ¡Empezamos!

Primero que nada, respirá profundo y busca toda tu paz interior: no pasa nada si te equivocás; solamente tenés que tener a mano un algodón embebido en desmaquillante y arreglar los pequeños errores que vayas cometiendo (y no te preocupes, muy pronto vas a ser una experta). Después, elegí un lugar de tu casa en el que, además de tener un espejo bien iluminado, tengas una superficie para apoyar los codos. Las que tienen pulso tembloroso saben de qué estamos hablando.

¿Ya tenés todo listo? Tenemos un consejo para las que están ingresando en el maravilloso mundo del delineador larga duración: elegí el delineador Curvitude Liner, quete dará un resultado exquisito, ¡realmente es a prueba de errores! Su diseño súper original está pensado para que puedas agarrarlo como un bolígrafo, y que así puedas sentirte cómoda a la hora de maquillarte.

Cat Eye facilísimo: paso a paso

La definición mega precisa del delineador Curvitude Liner resulta increíble cuando aprendés a hacer un cat eye. Te damos un par de consejos para utilizarlo:

1. Primero marcá con un punto el sitio en el que querés que termine la colita. Tené en cuenta que esta técnica es la más elegida para lograr una mirada súper sexy, ¡y para aquellas que tienen ojos pequeños y quieren dar la ilusión de mirada ampliada es ideal! Ese punto de referencia, idealmente, debe encontrarse levemente hacia arriba del extremo de tu ojo, y unos milímetros hacia las sienes. ¡Inspirate en Cleopatra!

2. Después comenzá por la mitad del ojo y avanzá lentamente hacia afuera, de a segmentos, hasta llegar el punto que marcaste anteriormente. Para que la mirada te quede simétrica, te recomendamos que hagas los dos ojos al mismo tiempo, no termines uno completamente antes de pasar al siguiente. Sí, todas nos maquillamos así miles de veces, pero te prometemos que no es la mejor manera de alcanzar una línea prolija.

3. Desde el punto en el que termina la colita, trazá una línea que vaya hacia el final de tu ojo, y rellená con cuidado.

4. Si tenés ojos pequeños, no delinees en la línea de agua, delineá solo arriba. Si en cambio tenés ojos muy grandes, podés hacer un trazo más grueso, y así lograr una mirada más rasgada.

Con ese cat eye listo, sellá tu mirada con una máscara de pestañas que te dé volumen, longitud y dramatismo al máximo. Y viví tu look con la seguridad de que la definición y precisión durarán horas y horas.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.