Cómo eliminar las ojeras

Si no podés eliminar las ojeras: ¡maquíllalas con el corrector adecuado!

Tener una mirada descansada y despejada es algo que nos encanta a todas y siempre buscamos en cualquier rutina de maquillaje que pongamos en práctica. Aprender a cómo eliminar las ojeras con el corrector adecuado es súper importante.

Las claves para elegir corrector de ojeras correcto

Elegí el tono correcto

El objetivo del corrector de ojeras es cubrir las imperfecciones de la zona. Identificá el tono de tu ojera por ejemplo, si tus ojeras son de un tono violáceo es ideal que el producto que utilicés sea de un tono más amarillo como el del corrector Perfect Make up. Tené siempre en cuenta que el tono del producto tiene que ser lo más parecido al tono natural de tu piel así siempre vas a lograr cubrirlas de forma uniforme y lo más importante es que se vea natural e integrado con el tono de tu piel.

La textura es importante

Si tenés ojeras muy marcadas, lo ideal es que elijás un corrector de mayor consistencia como los de barra o crema. Si en tu caso ya notás algunas arruguitas de expresión los correctores líquidos como el corrector Fit Me o el corrector Instant Age Rewind son perfectos para vos. Lo más importante es que su aplicación sea súper sencilla, tené en cuenta que lo vas a aplicar en la zona más delicada de tu cara.

Duración

Como en todos los productos de maquillaje vas a esperar que tu corrector te de la máxima cobertura durante las horas que lo necesites. Por eso es importante que encontrés uno que, más allá que se adecue a tu tipo de piel, tenga un efecto de larga duración como los que te comentamos en las secciones anteriores.

La aplicación correcta

Una vez que des con el tipo y tono de producto que más se acomode a tus necesidades, el cómo lo apliqués va a ser igual de importante así que acá te contamos dos tips básicos:

1-Aplicá un poquito de pre base en tus ojos para ayudar al aspecto general de la piel de tu ojo.

2-Aplicá una pequeña cantidad de tu corrector de ojeras sobre la ojera y con tus dedos o con un pincel, según te sientas más cómoda, dando suaves toquecitos hacé que el producto se integre en la zona.

Hacé especial foco en la cantidad necesaria de producto para que logrés el efecto más natural posible.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.